La necesidad de cuidar un medio de transporte propio

Son muchos y variados los aspectos a evaluar cuando se adquiere un vehículo, ellos definirán qué tan rentable es. Se contempla el consumo de combustible, los gastos de mantenimiento, el confort, el modelo y la seguridad, además la reposición de los repuestos también se tienen en cuenta.

Mantenimiento oportuno de los vehículos

No en vano se insiste mucho en cumplir los planes de mantenimiento. Aunque a simple vista parezca que todo va bien, nunca está demás solicitar una revisión exhaustiva y especializada, a fin de detectar irregularidades, que con el tiempo van creciendo y agravando.

Es común que se aprecien ruidos, movimiento y comportamientos anormales, pero no siempre se les presta la debida atención, porque el coche sigue rodando. No se trata de ser paranoicos, sin embargo, es una inversión y un medio útil lo que está en juego.

Las consecuencias de dejar pasar las fallas son variadas, desde agravar la avería, hasta perder el coche. Lo más prudente es detener el vehículo si no se cuenta con el presupuesto para su reparación.

En el peor de los casos

Si los daños resultan irreparables o no conviene la reparación, porque no hay garantías de que quede bien, es factible vender coche desguace. Por Internet se puede hacer la búsqueda de información  en menos tiempo, para este caso hay que precisar un sitio que compre vehículos de cualquier tipo, sin importar qué tan mal estén.

Puede pedir en varios desguaces hasta que precise alguno que le ofrezca una suma justa por su coche, entre otras facilidades como grúa para trasladar el vehículo si no puede moverse por cuenta propia y las gestiones para darle de baja.

La mayoría de estos sitios por Internet son muy fáciles de usar, basta con rellenar un formulario para que le hagan la tasación y en poco tiempo se comunican para  aclarar detalles. Pero como en el ciberespacio hay algunos estafadores, verifique que esté optando por un portal fiable.

Una nueva oportunidad

Después de vender el coche, puede utilizar ese dinero para empezar un nuevo proyecto. Tal vez comprar un automóvil o reparar otro que ya tenga. Lo importante es que no lo descuide. Si tiene hijos enséñeles con el ejemplo a ser precavido, para preservar al máximo lo que se posee. Ello acompañado de un buen trato a las pertenencias.

Las experiencias siempre nos dejan valiosas lecciones.