Folios con los que realizar un buen trabajo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchas veces he hablado de lo importante que es tener a mano un buen material de oficina, que depende en gran medida de ello el trabajo resultante, y creo que en eso no me falta razón, lo que pasa que quizás hay algunos productos que hoy en día utilizamos poco y a lo mejor no nos importa que sean de una peor calidad. En algo que yo no escatimo y por supuesto no discuto es en la calidad de los folios que utilizo cada día, quizás haya a quienes les pueda parecer una autentica tontería ya en alguna ocasión me lo han dicho, pero yo me quedo con la buena calidad de un folio que no se me arrugue a la primera de cambio, que no salga con manchas o marcas de la impresora, que lo pueda utilizar sin problema para hacer múltiples facturas, en definitiva necesito de un papel de calidad con el que no preocuparme de cómo saldrá al final el resultado de mi trabajo.

Aunque no lo creáis se convierte en una tarea difícil encontrar un material muy bueno, hay muchos sectores que creo que debido a la crisis se han metido en camisas de once varas y podemos observar que además de los productos que venden quieren vender otros cuantos más, a pesar de no tener nada que ver ni estar siquiera relacionada su temática. Sin nos damos cuenta hoy en día es muy fácil encontrar folios en un supermercado, o en una tienda de chinos o en unos grandes almacenes, pero para encontrar buenos folios din a4 debemos acudir al sitio correcto o eso por lo menso creo yo. Cada cosa en su sitio y el suyo es en una papelería, y es que hay quienes piensan que así pagan mucho más y se convierte en un problema de dinero el comprar un material de mala calidad, hay que saber que el ahorro no se encuentra porque el paquete nos salga más barato en un sitio o en otro, sino por la duración del producto o material seleccionado. Por muy barato que nos salga si tenemos que ir varias veces a renovarlo al final en nada de tiempo estaremos pagando el mismo precio o incluso más que por un producto de buena calidad. Creo que es una cuestión de sopesar y ver de una manera clara sin publicidad engañosa donde de verdad merece la pena comprar.