¿Conoces a Luis Galindo ?

Luis galindo y sus charlas de conferenciasTras más de treinta años liderando equipos de trabajo, Luis Galindo sintió que era la hora de transmitir a otras personas todas esas herramientas que a él le habían funcionado en su trayectoria profesional. Comenzó así un nuevo rumbo como conferencista motivacional que lo ha llevado por diferentes países del mundo, enseñando a cientos de personas a ser líderes.

Las charlas y conferencias motivacionales de Luis Galindo se basan en gran parte en su experiencia profesional, pero también en sus reflexiones personales y en todo lo que ha ido aprendiendo en esta última etapa en la que ha tenido un contacto directo con cientos y cientos de personas muy diferentes entre sí, incluso culturalmente.

Luis galindo conferencias diferentes

Pero no pienses que Galindo promete convertirte en un líder solo con ir a escucharle hablar. Eso sería poco menos que insultar tu inteligencia. Lo que de verdad promete este experto en liderazgo es ponerte en el camino. Él te mostrarla que las claves que pueden convertirte en un gran líder son fáciles de saber. Pero no te va a esconder que conseguir dominarlas lleva tiempo y, sobre todo, requiere de mucho trabajo y de que se pongan en práctica una y otra vez, con tesón y fuerza de voluntad, hasta que se comiencen a ver los frutos.

Muchos son capaces de gestionar grupos de trabajo y de llevarlos a cabo de manera más o menos efectiva sacando adelante proyectos. Pero pocos son capaces de liderar estos grupos transmitiendo energía, ganas de hacer las cosas lo mejor posible y consiguiendo que todos pongan lo mejor de sí mismos. Solo así se consiguen resultados realmente buenos, que diferencian el deber cumplido del éxito profesional.

Luis galindo más que una charla

Luis Galindo está convencido de que trabajar la inteligencia emocional es una asignatura pendiente para la mayor parte de las personas. Todos aprendemos matemáticas, economía y otros conocimientos que necesitamos para el trabajo. Pero descuidamos algo tan importante como la inteligencia emocional, que puede conducirnos al éxito profesional, pero sobre todo al éxito personal y a la felicidad como personas.

Una felicidad siempre entendida de una manera racional, porque es importante saber que la felicidad no consiste en estar contentos todo el tiempo, sino en sentirse satisfechos con la vida que se está llevando. Y, además, con un optimismo inteligente. Es decir, esperando que suceda lo mejor porque hemos trabajado para que así sea, no porque pensemos que puede ocurrir un milagro que nos haga caer recompensas del cielo en esta vida.